Categorías
Alimentación saludable

4 Geniales trucos para un ABDOMEN PLANO [vientre plano]

¿Estás buscando el gran secreto para un vientre plano? Seguro que si. Hoy vamos a contarte 4 trucos perfectos para una panza chata.

4 Geniales trucos para un ABDOMEN PLANO

Las píldoras, los abdominales y las dietas líquidas son famosas soluciones para un estómago plano.

¿Pero sabías que hay otras formas, por no decir mejores, de perder la grasa del estómago para siempre?

Con estos secretos que les compartiremos dentro de poco, estarán en camino a un estómago plano en poco tiempo.

Así que, quédate con nosotros, ¿de acuerdo? Apuntar a una barriga plana no es sólo cuestión de verse bien por fuera.

Cuando tienes exceso de grasa, específicamente demasiada grasa visceral, puede resultar en serios problemas de salud.

Es más, muchos de estos problemas de salud ponen en peligro la vida, como las enfermedades cardíacas, la diabetes de tipo 2, el cáncer y la demencia.

Algunos médicos no les cuentan a sus pacientes los trucos sencillos para tener una barriga delgada por razones que se le podrían ocurrir.

Afortunadamente para usted, ha aterrizado en el puesto correcto.

Examinemos de cerca estos trucos secretos para tener un estómago plano.

1- Deshazte de todo el azúcar

El alto consumo de azúcar por sí solo puede causar un aumento de la grasa abdominal, diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas.

Los picos de azúcar se desencadenan por cualquier alimento con azúcar blanco refinado.

Por lo tanto, si quieres tener un estómago delgado, es mejor evitar los caramelos, pasteles y dulces.

Usted puede automáticamente alcanzar los jugos de fruta como alternativas, sin embargo, estos son normalmente altos en azúcar de la fruta.

Una vez más, esto puede ser tan engorroso como amenazante para la salud.

2- Cambiar su percepción sobre los alimentos grasos

Cuando piensas en tener un estómago plano, tu reacción natural podría ser la de eliminar todos los alimentos grasos.

La cosa es que las grasas no se crean de la misma manera.

Las grasas trans, por ejemplo, son grasas antinaturales que se producen cuando el hidrógeno se mezcla con grasas insaturadas.

En cambio, lo que necesitas son las grasas que se encuentran naturalmente en los alimentos, ya que pueden ayudarte a conseguir un estómago plano.

Los frutos secos, las semillas y otros alimentos integrales ayudan a combatir la inflamación.

Otras grasas saludables se encuentran en las aceitunas, el cacao y el aguacate.

También hay pescados grasos como el salmón y las sardinas para ayudar a reducir la grasa visceral.

3- Cargue con alimentos ricos en proteínas

La proteína proporciona más beneficios que sólo ser un bloque de construcción para los músculos del cuerpo.

Comer proteínas aumenta la tasa metabólica, haciendo que el cuerpo queme eficientemente más calorías.

Tener alimentos ricos en proteínas también libera una hormona de la plenitud, disminuyendo eficazmente su apetito y haciendo que se sienta rápidamente lleno para que no coma en exceso.

En pocas palabras, comer alimentos llenos de proteínas es una gran manera de hacer que su estómago se aplane.

4- Llena tu cuerpo con fibra soluble

La fibra de los alimentos puede clasificarse en dos tipos: soluble e insoluble.

Mientras que la fibra insoluble es buena para ti, esta vez, la soluble es particularmente más útil ya que contribuye en gran medida a la pérdida de grasa en el vientre.

Además, la fibra soluble también ayuda a modular los niveles de azúcar en la sangre y a reducir el colesterol al aumentar las bacterias buenas en el intestino.

Como resultado, mejorará su inmunidad y disminuirá la inflamación.

Según un estudio, las personas que consumen más fibra soluble tuvieron una disminución del 3,7% en su grasa abdominal.

¿Conoces otros secretos para tener una barriga plana?

Si quieres derramar algo, no dudes en escribirlo en la sección de comentarios a continuación.

Categorías
Fitness

Entrena tus GLÚTEOS y ABDOMINALES en casa [solo 10 min]

Hoy te mostramos un espectacular entrenamiento para QUEMAR GRASA y tonificar todo tu cuerpo.

Prueba este efectivo entrenamiento para quemar calorías.

Entrena tus GLÚTEOS y ABDOMINALES en casa

Los músculos de los glúteos y los abdominales pueden parecer que no funcionan juntos, pero hacer un entrenamiento combinado de glúteos y abdominales puede ser una forma estratégica de trabajar los músculos de forma eficiente y segura.

El cuerpo trabaja en conjunto, todos los músculos como un equipo.

Tener glúteos fuertes ayudará a fortalecer toda la cadena posterior (los músculos a lo largo de la parte posterior del cuerpo), incluyendo la parte baja de la espalda, que está involucrada durante algunos ejercicios centrados en el corazón.

Me encanta este entrenamiento porque estos ejercicios son funcionales.

Esto es vital en tu vida diaria porque te ayudará a caminar, correr, sentarte con una postura adecuada, e incluso a mantener el equilibrio.

Es verdad: levantar pesas construyen grandes músculos, especialmente cuando se trata de los glúteos y los abdominales.

Dicho esto, todavía puedes conseguir un buen entrenamiento de abdominales y traseros con sólo una pelota de amedicina.

Este entrenamiento de abdominales y glúteos usa movimientos que hacen doble trabajo, involucrando el centro, los glúteos y las piernas, todo al mismo tiempo.

¿Listo para empezar?»

Qué comer para obtener los mejores resultados

Comer los alimentos adecuados en las proporciones correctas después de su entrenamiento ayudará a construir músculo magro y le permitirá recuperarse más rápidamente.

Planee comer su comida post-entrenamiento dentro de una hora después del ejercicio si no comió mucho antes de su entrenamiento y no más de dos horas después si tuvo un buen festín pre-entrenamiento.

La comida ideal para después del entrenamiento proporciona a un hombre entre 40 y 60 gramos de proteínas, o aproximadamente dos porciones del tamaño de la palma de la mano, y a una mujer entre 20 y 30 gramos de una sola porción del tamaño de la palma de la mano.

Las buenas opciones incluyen un batido que contenga leche baja en grasa o sin grasa y proteína en polvo; cortes magros de carne de vacuno o cerdo; aves sin piel; tofu; frijoles y legumbres; o huevos y sustitutos de huevos.

Evite los cortes grasos de carne como la carne molida normal y opte por la parrilla, el asado o el asado a la parrilla en lugar de la fritura.

Los carbohidratos en su comida después del entrenamiento le ayudarán a reconstruir las reservas de glucógeno que agotó mientras hacía ejercicio.

Opte por frutas y verduras frescas, productos lácteos bajos en grasa o sin grasa y granos enteros como el arroz integral, la avena, la cebada, la quinua, el pan de trigo integral o la pasta de grano entero.

Si eres un hombre, apunta a consumir dos porciones totales de granos o frutas, como una taza de arroz integral cocido y una taza de arándanos frescos, junto con dos porciones de vegetales como brócoli, zanahorias, cebollas y pimientos al vapor o fritos.

Las mujeres deben tomar una porción de cada una de las verduras y alimentos ricos en carbohidratos.

Aunque una comida equilibrada después del entrenamiento no debería contener demasiadas grasas, es necesaria una cantidad moderada de opciones mono y poliinsaturadas para que puedas absorber mejor los nutrientes solubles en grasa como las vitaminas A, E y K de tus alimentos.

Cocina tus verduras en aceite de oliva o come una ensalada con una vinagreta a base de aceite de oliva.

Meta las rebanadas de aguacate maduro en un sándwich de trigo integral o en una tortilla de verduras.

Ase los pescados grasos como el salmón o el atún, unte palitos de apio o rodajas de manzana con mantequilla de nueces sin azúcar o simplemente coma un puñado de nueces.

Evita la mantequilla, la manteca de cerdo, los productos lácteos con mucha grasa y los alimentos procesados que contengan grasas trans.

Bebe mucha agua después de ejercitar los abdominales.

Si no lo hace, es más probable que se deshidrate y que pase a la siguiente ronda de ejercicio sin haber consumido suficientes líquidos.

Hacer esto puede inhibir su desempeño y la velocidad a la que ve el progreso.

Consuma por lo menos 2 tazas de líquido con su comida posterior al ejercicio y más si se ha ejercitado lo suficiente como para perder varias libras de sudor.

Siga bebiendo agua durante el resto del día.