Como lavar FRUTAS y VERDURAS antes de comerlas

398
Como lavar FRUTAS y VERDURAS,

Cuando vas a comer frutas y verduras, ¿qué tanto debes lavarlas?

Vamos a verlo!

LAVAR LAS FRUTAS Y VERDURAS: EL GRAN DILEMA

Cuando algo está cubierto de suciedad visible -como zanahorias o las papas – es normal que las limpies con mayo detenimiento.

Pero cuando algo parece estar relativamente limpio, como las manzanas o las bayas, es probable que empieces a preguntarte si con un simple enjuague es suficiente o no.

Así que decidimos desglosar lo que realmente podría haber en los productos sin lavar, cuánto hace realmente un buen lavado, y cómo limpiar diferentes tipos de productos de manera efectiva.

Como saber qué hacer

Incluso cuando un producto parece estar muy limpio, probablemente no lo esté.

El hecho de que no haya suciedad visible en la fruta o verdura que estás por comer, no significa que no esté cubierta de microbios y patógenos potencialmente dañinos.

La FDA informa que alrededor de 48 millones de personas por año contraen enfermedades transmitidas por alimentos debido a productos alimenticios contaminados con patógenos dañinos .

La buena noticia es que existen normas agrícolas para minimizar la cantidad de patógenos que entran en el sistema de producción, por lo que las probabilidades de comprar productos contaminados son bastante bajas.

Pero aunque la posibilidad de contraer una enfermedad transmitida por alimentos provenientes de productos frescos es relativamente pequeña, siempre es una posibilidad.

Cosas como la salmonela, E. coli y listeria pueden estar presentes en el producto como resultado de malas prácticas de cultivo, pero también es posible que el producto esté contaminado con un virus que fue propagado por los humanos, como el norovirus y la hepatitis A.

Hay una gran cantidad de personas que manipulan frutas y verduras crudas, lo que significa muchas manos que contienen diferentes tipos de gérmenes, potencialmente patógenos».

La realidad es que lavar los productos con agua suele ser suficiente para eliminar la mayoría de los patógenos, y al final del día, consumir algo con unos pocos gérmenes probablemente no te enfermará de todos modos, así que nunca notarás la diferencia.

A menos que usted esté inmunocomprometido, su cuerpo hace un buen trabajo al lidiar con unos cuantos microbios desagradables.

Tips para lavar tus frutas y verduras

Para la mayoría de los productos, basta con enjuagarlos con agua y frotarlos con las manos.

De hecho, en la mayoría de los casos, estamos hablando de una fruta o verdura promedio que fue cultivada y manejada adecuadamente y que puede tener sólo unos pocos gérmenes superficiales, es suficiente para eliminar entre el 90 y el 99 por ciento de las bacterias presentes, de acuerdo con la FDA.

Antes de hacer algo con sus productos, asegúrese de lavarse las manos. Cualquier bacteria que esté presente en sus manos se transferirá fácilmente a los alimentos que está preparando a menos que los lave primero.

Lávese las manos durante al menos 20 segundos con jabón bajo agua corriente tibia para estar seguro.

Además, no importa con qué fruta o verdura esté cocinando, debe esperar para lavarla hasta justo antes de comerla.

Lavar los productos mucho tiempo antes de comerlos, agrega un exceso de humedad y crea un ambiente más propicio para la reproducción de bacterias dañinas, especialmente en el caso de las frutas y verduras que absorben mucha agua

Por eso, en general, es mejor evitar lavar bien las cosas cuando llegas a casa de la tienda.

Si usted ha comprado algo en el supermercado que está particularmente sucio y prefiere lavarlo antes de guardarlo, asegúrese de secarlo bien antes de transferirlo al refrigerador.

Luego, por lo general, todo lo que necesita hacer es enjuagar sus frutas y verduras con agua corriente fría y darles un buen masaje.

No hay necesidad de preparar un lavado de vinagre ni de gastar dinero en un spray de productos de lujo.

De hecho, la FDA no recomienda el uso de ningún tipo de jabones, detergentes o lavados especiales para limpiar los productos.

Aunque los productos de exterior duro o con cáscaras -como los melones, las piñas y las naranjas- no parecen que necesiten ser lavados, deberían serlo.

Eso es porque cuando se corta la fruta, se puede forzar a las bacterias de la superficie en la pulpa de la fruta

Siempre lave los productos de piel dura o cualquier otra cosa con cáscara antes de comenzar a pelarlos, de modo que haya menos posibilidades de que transfiera bacterias del exterior al interior.

Estas frutas y verduras son la excepción a la regla de enjuagar y frotar:

1. Vegetales de raíz

Cuando se trata de productos que se extraen directamente del suelo y generalmente están cubiertos de tierra -como papas, zanahorias y cualquier otro tipo de raíces vegetales-, un enjuague y un frotamiento suave a menudo no es suficiente para eliminar completamente la suciedad y los pesticidas de la tierra.

Puede usar un trapo o una esponja para fregarlos, pero ninguna herramienta hace el trabajo mejor que un cepillo para verduras con cerdas firmes.

Usando el cepillo, frote mientras sostiene el artículo bajo el agua corriente, asegurándose de eliminar cualquier suciedad visible, y estará listo para comerla.

2. Hojas verdes

Lo difícil con la lechuga u otras hojas verdes es que la tierra puede atascarse en cada una de las hojas, por lo que un simple enjuague no suele ser suficiente para asegurar que todas estén totalmente limpias.

Es mejor llenar un tazón con agua fría y suavemente tirar las hojas de un lado a otro hasta que ya no pueda encontrar más suciedad, porque este método le permite asegurarse de que toda la tierra haya desaparecido por completo.

Luego, déle un último enjuague con agua corriente para asegurarse de que todo lo que no quiera comer se vaya por el desagüe.

Loading...