Abdominales hipopresivos: 5 Ejercicios para un abdomen de acero

284
Abdominales hipopresivos: 5 Ejercicios para un abdomen de acero

Los ejercicios abdominales hipopresivos son espectaculares para conseguir un abdomen plano. Prueba estos 5 ejercicios!

Qué son los ABDOMINALES HIPOPRESIVOS

¿Conoces los ejercicios hipopresivos?

Probablemente tu repuesta sea sí, pero para aquellas chicas que desconocen el termino; no se alarmen, ya que solo hablamos de la gimnasia abdominal recomendada para personas con problemas de debilidad abdominal y musculatura del suelo pélvico.

Uno de sus mayores beneficios es la mejora de la tonicidad abdominal y de las curvas, la musculatura respiratoria aumenta su capacidad y elimina problemas de escoliosis.

Por eso, mientras Jake Gyllenhaal realizaba una rutina de 2 mil abdominales diarias para interpretar a un boxeador en la película Southpaw, la modelo Gisele Bündchen tonificaba su abdomen con estos simples ejercicios.

Las claves para hacer abdominales hipopresivos

Para conseguir el abdomen de tus sueños, no será necesario someterse a una dieta rigurosa o pasar horas y horas de esfuerzo en el gym.

Lo único que debes hacer es mantener una postura correcta y respirar de la manera correcta.

Respira profundamente por la nariz y suelta todo el aire de forma pausada por la boca, hasta que sientas que no queda más en tus pulmones.

A partir de ese momento no volverás a tomar aire ni por la boca ni por la nariz e intentarás subir y abrir tus costillas.

Mantén esta posición al realizar los ejercicios y antes de volver a tomar aire, vuelve tu posición inicial.

A continuación te dejamos los mejores ejercicios hipopresivos!

1. Recostada

Recostada boca arriba con los pies apoyados en el suelo, coloca una pelota entre tus piernas y sujeta un palo por los extremos con ambos brazos.

Respira y levanta tus glúteos, aprieta la pelota y sube el palo lo más alto posible. Antes de volver a tomar aire, relaja tu postura y baja los glúteos.

2. Como gato

Ahora boca abajo y en la posición del gato, deja caer tu cabeza de forma relajada y dobla ligeramente los codos con las manos enfrentadas hacia dentro.

Ya en posición de reposo, en donde tus glúteos estén por encima de las rodillas, realiza una respiración profunda, dobla un poco los codos e intenta llevarlos hacia fuera.

Antes de respirar nuevamente, vuelve a la posición inicial.

3. Flor de loto

Siéntate en posición de flor de loto y coloca tus manos sobre las rodillas.

En esta postura realiza nuevamente una respiración profunda, empuja tus rodillas hacia abajo, pero que al mismo tiempo empujen las manos hacia arriba, para así lograr un doble esfuerzo en una sola postura.

4. Flexiones

De pie, con los brazos estirados y apoyados en un estante o mueble alto, respira profundamente mientras flexionas tus rodillas hacia abajo, como si estuvieras haciendo sentadillas.

5. Relajando músculos

Coloca tus brazos hacia los lados al tiempo que inclinas tu cuerpo hacia delante.

Respira profundamente y notarás cómo tus costillas se abren. 

Este tipo de ejercicios están contraindicados en el embarazo y con pacientes de tensión alta.

Loading...