Categorías
Vida Saludable

5 Señales de que estás comiendo mucha SAL [ATENCIÓN]

¿Estás comiendo mucha sal? Cuidado.

Hoy vamos a contarte cuáles son las señales que tu cuerpo te da cuando comes demasiada sal. 

1- Dolores de cabeza persistentes

¿Tiene dolores de cabeza frecuentes de la nada a pesar de estar sano y no estar bajo mucho estrés?

Si es así, entonces tu cuerpo puede querer advertirte de algo.

El exceso de sal en la dieta podría ser la causa de sus frecuentes dolores de cabeza.

El exceso de sal puede provocar síntomas de dolor de cabeza inducidos por la deshidratación.

También puede hacer que los vasos sanguíneos del cerebro se expandan, lo que provoca dolor de cabeza.

Asegúrese de llenar su cuerpo con al menos cinco frutas y verduras al día.

2- Sed excesiva

¿Te encuentras queriendo beber más agua de lo habitual?

Si es así, podría deberse al excesivo consumo de sal en su extremo.

Comer alimentos salados puede comprometer los fluidos de su cuerpo.

Como resultado, tu cuerpo reacciona señalando que necesita más agua para equilibrar las cosas, haciéndote sentir sediento.

Así que, si te gusta la comida salada, asegúrate de beber mucha agua.

3- Calambres musculares

El cuerpo necesita que cada mineral esté en el equilibrio adecuado para asegurar su buen funcionamiento.

Si notas que estás experimentando más calambres en las piernas y músculos rígidos de lo normal, entonces una de las principales razones podría ser el consumo excesivo de sal.

Los minerales como el potasio ayudan a relajar los músculos, mientras que el sodio se encarga de la contracción muscular.

En pocas palabras, mantener el equilibrio correcto de estos minerales es importante.

4- Presión arterial alta

Muchas personas son conscientes de que el consumo excesivo de sodio puede provocar hipertensión arterial.

Por lo tanto, si usted tiene un aumento en los niveles de presión arterial, puede ser útil vigilar su consumo de sal.

El sodio actúa como un imán para el agua y puede arrastrar el exceso de líquido al torrente sanguíneo, en caso de que haya un desequilibrio.

Por consiguiente, puede dañar el revestimiento de los vasos sanguíneos con el tiempo, creando coágulos de sangre y poniéndole en riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque al corazón.

5.

Tobillos hinchados

Una dieta con exceso de sal puede causar hinchazón de los tobillos.

Demasiada sal en la comida que se come puede resultar en la retención de agua, lo que a su vez, causa la hinchazón de los tobillos.

A veces, el anillo que has estado usando por años puede sentirse apretado de vez en cuando.

Una sobrecarga de sal en su dieta puede ser responsable de la hinchazón esporádica.

Hacer cambios en la dieta puede evitar que se produzcan más problemas de salud.

Cuando detecte alguna de las señales de advertencia, actúe inmediatamente reduciendo su consumo de sal y manteniendo su cuerpo hidratado.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.

DeepL.

com/Translator

5 Señales de que estás comiendo mucha SAL

Comer sal es inevitable.

Aún así, esto no debería ser una excusa para consumir demasiada sal.

Sin embargo, será difícil, si no imposible, controlar la cantidad de sal que has comido.

Esta falta de conocimiento puede ser la razón por la que sufres problemas de salud importantes.

Si no quieres comer comida insípida, entonces eventualmente tendrás que consumir sal.

Pero, de nuevo, tener demasiada sal en el cuerpo puede tener consecuencias nefastas para la salud.

Cuando una persona consume demasiada sal, el cuerpo reacciona mostrando varios signos que le dan una pista sobre su hábito poco saludable.

En este vídeo, te contaremos cinco signos corporales que indican que debes dejar de consumir demasiada sal.

Por lo tanto, asegúrense de permanecer con nosotros durante los próximos minutos.

1- Dolores de cabeza persistentes

¿Tiene dolores de cabeza frecuentes de la nada a pesar de estar sano y no estar bajo mucho estrés?

Si es así, entonces tu cuerpo puede querer advertirte de algo.

El exceso de sal en la dieta podría ser la causa de sus frecuentes dolores de cabeza.

El exceso de sal puede provocar síntomas de dolor de cabeza inducidos por la deshidratación.

También puede hacer que los vasos sanguíneos del cerebro se expandan, lo que provoca dolor de cabeza.

Asegúrese de llenar su cuerpo con al menos cinco frutas y verduras al día.

2- Sed excesiva

¿Te encuentras queriendo beber más agua de lo habitual?

Si es así, podría deberse al excesivo consumo de sal en su extremo.

Comer alimentos salados puede comprometer los fluidos de su cuerpo.

Como resultado, tu cuerpo reacciona señalando que necesita más agua para equilibrar las cosas, haciéndote sentir sediento.

Así que, si te gusta la comida salada, asegúrate de beber mucha agua.

3- Calambres musculares

El cuerpo necesita que cada mineral esté en el equilibrio adecuado para asegurar su buen funcionamiento.

Si notas que estás experimentando más calambres en las piernas y músculos rígidos de lo normal, entonces una de las principales razones podría ser el consumo excesivo de sal.

Los minerales como el potasio ayudan a relajar los músculos, mientras que el sodio se encarga de la contracción muscular.

En pocas palabras, mantener el equilibrio correcto de estos minerales es importante.

4- Presión arterial alta

Muchas personas son conscientes de que el consumo excesivo de sodio puede provocar hipertensión arterial.

Por lo tanto, si usted tiene un aumento en los niveles de presión arterial, puede ser útil vigilar su consumo de sal.

El sodio actúa como un imán para el agua y puede arrastrar el exceso de líquido al torrente sanguíneo, en caso de que haya un desequilibrio.

Por consiguiente, puede dañar el revestimiento de los vasos sanguíneos con el tiempo, creando coágulos de sangre y poniéndole en riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque al corazón.

5.

Tobillos hinchados

Una dieta con exceso de sal puede causar hinchazón de los tobillos.

Demasiada sal en la comida que se come puede resultar en la retención de agua, lo que a su vez, causa la hinchazón de los tobillos.

A veces, el anillo que has estado usando por años puede sentirse apretado de vez en cuando.

Una sobrecarga de sal en su dieta puede ser responsable de la hinchazón esporádica.

Hacer cambios en la dieta puede evitar que se produzcan más problemas de salud.

Cuando detecte alguna de las señales de advertencia, actúe inmediatamente reduciendo su consumo de sal y manteniendo su cuerpo hidratado.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.

DeepL.

com/Translator